La rehabilitación física como terapia para la ataxia. Por Haydée Vera Batista. Artículo publicado en www.aldia.cu, el 13-01-06.

Especialistas aplican alternativas que al menos modifique la edad del inicio de la enfermedad o su curso evolutivo.

Mejoras evidentes en la estabilidad postular, el equilibrio y el lenguaje, entre otras, experimentan los pacientes atendidos en el Centro de Investigación y Rehabilitación de la Ataxia Hereditaria SCA-2 (CIRAH), radicado en la oriental provincia de Holguín y único de su tipo en Cuba.

El programa de rehabilitación física y psíquica que desarrollan especialistas y técnicos de esta institución goza de reconocimiento más allá de las fronteras nacionales, tanto por enfermos como organizaciones científicas dedicadas en lo particular a la búsqueda de una cura medicamentosa a este mal.

El sistema nervioso tiene la posibilidad de modificar sus funciones en respuesta a cambios internos o externo, de ahí que a través del programa multidisciplinario que tiene en practica el CIRAH los enfermos experimenten mejoras funcionales y neurológicas. Logopedas, defectólogos, psiquiátras y rehabilitadores físicos son los responsables de lograr una mayor calidad de vida de los pacientes.

Según estadísticas el 68 por ciento de los enfermos con criterios rehabilitador mejoran sus capacidades físicas y coordinativas como el inicio del desplazamiento visual, la coordinación de los miembros superiores y el incremento de la concentración de las encimas desentoxificantes de las células a nivel del suero sanguíneo. El Doctor en Ciencias Médicas, Luis Velázquez, director del Centro afirma que no vasta con la rehabilitación institucional, resulta necesario dar seguimiento, a nivel comunitario y en tal sentido existe un programa coordinador de acciones en los lugares de residencia de los pacientes.

Contribuye a este empeño, el conjunto de salas de rehabilitación que se construyen por las áreas de salud en todo el territorio nacional, para estas y otras patologías que lo requieran. La Ataxia Hereditaria Espinocerebelosa de la forma molecular CSA-2 denominada también Ataxia cubana por el posible efecto fundador, encuentra una alta prevalencia en Holguín, donde radica el Centro Nacional que atiende a todos los pacientes del país.

Mientras que los científicos cubanos y del mundo buscan una terapéutica medicamentosa para combatir esta enfermedad degenerativa e invalidante, especialistas del Centro de Investigación y Rehabilitación de las Ataxias Hereditaria aplican alternativas que al menos modifique la edad del inicio de la enfermedad o su curso evolutivo.